Noticias de la Industria

La Nostalgia es Tendencia, y las Marcas y los Marketeros Deben Tomar Nota

El Mobile World Congress 2017 (MWC) es ahora uno de los eventos más importantes para las marcas y los marqueteros del año, donde se revela lo último en tecnología móvil, proporcionando una visión inestimable de cómo el comportamiento de los consumidores es probable que cambie en los próximos meses. Como este dispositivo es ahora el factor determinante más relevante del comportamiento de los consumidores a nivel mundial, la forma en que las personas adoptan y utilizan la tecnología disponible a través del móvil sin duda dará forma a los planes de marketing, desarrollo de aplicaciones, riesgo de marca y oportunidades para los próximos meses. Como marca, ser relevante y ganar atención en el móvil de su público objetivo nunca ha sido más crítico para el éxito.

Así que me encanta el hecho de que la historia titular de MWC 2017 hasta ahora no ha sido la pantalla de teléfono flexible o cómo eso cambiará el consumo de contenido en el móvil, ni las nuevas pantallas de 4K o un retorno a la vida de la batería en la elegante nueva parte superior de la gama de teléfonos inteligentes. No, al contrario, el titular es que el épico e indestructible teléfono móvil de mi adolescencia, ¡el Nokia 3310, ha sido actualizado! Esta es una gran victoria para la nostalgia, y no para el avance tecnológico.

Tanto marketeros como marcas, hoy en día hablamos constantemente de tratar de resolver el desafío de los nativos digitales y la velocidad del avance tecnológico: 'Están en múltiples dispositivos a la vez'; ‘Estamos en una economía escasa de atención’; 'Estamos tratando con adoptantes de tecnología agresivos que valoran lo que es nuevo'; 'Esperan gratificación instantánea, autenticidad y personalización' ... .etc. Por desgracia, estas declaraciones no se han vuelto menos verdad, pero lo que el Nokia 3310 nos recuerda tan eficazmente, es que aprovechar una emoción poderosa, como la nostalgia, tiene el potencial para cortar más de lo que cualquier mensaje racional podría.

Ahora, por supuesto, no estoy diciendo que el Nokia 3310 va a reemplazar al teléfono inteligente (y de hecho, no sabemos cuál será el éxito real, ya que no saldrá a la venta sino hasta el segundo trimestre), pero lo que estoy diciendo es que sé que a pesar de que no tenga Wifi o 3G, y mucho menos 4G, ¡sí tiene SNAKE, así que de todas maneras voy a comprar uno  comprando uno! Y me atrevo a apostar de que no seré el único.


Tampoco estoy diciendo que debemos detener lo que estamos haciendo, ignorar el avance tecnológico y centrarse sólo en producir una campaña que crea un sentimiento nostálgico; lejos de eso. Pero en un momento en que es tan fácil estar atrapado en la carrera para mantenerse al día con lo nuevo, es un refrescante recordatorio de que las personas con las que estamos tratando de comunicarnos a veces valoran una razón para salir de la carrera. Como marcas y como publicistas, estas acciones deben animarnos a continuar esforzándonos por crear métodos y medios de comunicación que vayan más allá de lo que es posible, que apunten a lo que es relevante para nuestro público.