iProspect

Reciclaje y Sostenibilidad para desarrollar Responsabilidad Social Corporativa

Reciclaje y Sostenibilidad para desarrollar Responsabilidad Social Corporativa

Si todavía no nos conoce, con dar un rápido vistazo a la interfaz de la web, el lector de estas líneas sabrá que el color corporativo de iProspect es el verde. También es conocido por todos que dicho color es un atributo característico de la ecología y la preservación del medio ambiente. A priori, el verde no es una declaración de intenciones de la marca, excepto en crear propuestas sostenibles -porque en eso, sí somos expertos-. No obstante, hoy sí podemos asociar el color de iProspect a una iniciativa green, ya que en el marco de las acciones de RSC de Dentsu Aegis Network, hemos asistido a una charla sobre residuos y reciclaje para convertirnos en personas más responsables. 

Alberto Vizcaíno ha sido el ambientólogo encargado de recordarnos los beneficios de la regla de las 3R: Reducir, Reciclar y Reutilizar. El "productor de sostenibilidad", como él mismo se define, ha comenzado poniendo a prueba nuestros conocimientos en la materia con un divertido y participativo test que incluía preguntas trampa, revisión de conciencia y evidencias sobre los residuos. Cabe destacar, además, que como hoy en día es difícil conseguir ecología sin uso de tecnología, lo ha hecho a través de la herramienta Kahoot. Se trata de un divertido quiz-show grupal que ya usan un sinfín de ponentes en sus conferencias y que también da mucho juego en el ámbito académico. ¡Merece la pena probarlo!


Tomando conciencia ecológica

No nos desviemos del tema. Diferentes datos demuestran que España suspende en reciclaje y, Alberto Vizcaíno, llamando a la acción con la premisa de "habrá que hacer algo para mejorar un poco las cosas", ha podido comprobar cómo nuestro equipo se aleja de una mala nota y cuenta con muchas personas responsables que piensan cada vez más en los árboles y la tierra, en los peces y los océanos, pero también en ser cada día más respetuosos con otras personas y así con el planeta

Los iProspectors sabemos qué es un punto limpio y dónde se ubica alguno, nunca se nos ocurriría tirar un Tetra-Brik al contenedor azul (porque no es cartón, sino un envase que debe ir al amarillo) y somos conscientes de que el impacto del plástico nunca llega a desaparecer en su totalidad. Ni en diez, ni doscientos, ni en quinientos años. ¡NUNCA! Tenemos microplásticos hasta en la sopa porque este material no se puede descomponer en átomos. Así, no es de extrañar que cuando comemos un pescado que ha vivido en aguas contaminadas, estemos tragando plástico invisible a la vista, pero nocivo para la salud -la nuestra, pero también del pez y su entorno-. Se dice pronto cuando, desde los años 50 que comenzó a usarse de forma industrial, el ser humano ha producido 8.300 millones de toneladas de plástico. Esto es el equivalente en plástico de 25.000 veces las dimensiones del Empire State Building. Y teniendo en cuenta que en España cada día se ponen a la venta 50 nuevos millones de envases, el panorama no es demasiado esperanzador.

  

¿Qué hacemos en iProspect en cuanto a reciclaje?

  • Separar residuos. Tanto en la oficina como en casa, separar es un paso imprescindible en la cadena de reciclaje. Por eso, en la cocina contamos con los famosos contenedores de colores para que la "basuraleza" generada a la hora de la comida suponga el menor impacto posible. 
  • One day for change. Con Dentsu Aegis tenemos la opción de dedicar un dia laborable a una acción de Responsabilidad Social Corporativa con una organización que reúna alguno de los valores de la compañía. Se trata de una gran oportunidad para acercarse más a la sostenibilidad y conocer cara a cara la problemática de los residuos. 
  • Más pantallas y menos papel. Somos 100% digitales y ello también implica usar poco papel en nuestra rutina.
    • Imprimimos el menor número de documentos posible, algo que no es complicado porque, ¿quién no está familiarizado con herramientas que te permiten llevar en tu teléfono móvil un billete de tren, las entradas de un concierto o la lista de la compra?
    • A la hora de tomar notas, utilizamos las libretas de patrocinio que nos regalan en lugar de folios blancos e impolutos; y cuando toca brainstorming en equipo solemos usar pizarras.

Rutinas para sumar buenas prácticas sobre residuos

Desde luego, se puede hacer todavía mucho más. Y ahí Alberto Vizcaíno supo apelar a nuestras conciencias y darnos algunos consejos para sembrar pequeños cambios que pueden dar grandes frutos. Aquí os dejamos un resumen de estos consejos para una gestión más responsable de residuos:

Embalaje cebolla

  1. Reducir: La primera de las 3R es clave. Os invitamos, en la medida de lo posible, a dejar de comprar envases de usar y tirar. Cuanto más reduzcamos los plásticos en nuestra vida, mayor favor le hacemos al proceso ecológico. Huye de los envasados mono dosis y elige en tus comprar a los productores más responsables con el medio ambiente. Un ejemplo de todo lo contrario es el que Alberto nos enseñó con esta imagen de la cebolla envasada “que hace llorar”.
  2. Protestar: No sientas vergüenza por llamarle la atención a una señora que arroja a la calle sus pañuelos de papel con total impunidad. Que no te dé reparo decirle a un compañero que deje de ignorar los contenedores de colores. Sacarle los colores a más de un irresponsable es muy importante para que poco a poco las conciencias cambien. De esto saben mucho los creadores de #Desnudalafruta, una campaña que, recogiendo el punto anterior, pretende acabar con los envases absurdos en frutas y verduras y no duda en poner en evidencia a algunas grandes superficies.
  3. Llevarse la basura a casa: Y no, no estamos promoviendo el síndrome de Diógenes. Se trata de un ejercicio que puedes poner en práctica cuando salgas de excursión con la familia o hagas una escapada con amigos. Existen auténticos descerebrados que dejan su basura esparcida allá por donde pasan. Tu misión como ser responsable con el planeta es recoger algunos de esos residuos –por asqueroso que parezca- y llevártelos a casa para clasificarlos como corresponde.
  4. ¿Cambiamos el mundo? Si has llegado hasta aquí, quizá hayamos sembrado en ti una pequeña semilla para el cambio. ¡Enhorabuena! Este es un buen momento para seguir investigando sobre el tema y sumarte a la iniciativa ecológica que más te llame la atención. Existen pequeños grandes gestos, además de organizaciones muy interesantes, que marcan la diferencia entre un futuro sostenible y un entorno contaminado.


 


comments powered by Disqus