Marketing Online

Neuromarketing y su aplicación en publicidad online

¿Cuánto tarda un usuario en decidirse a comprar un producto? ¿Cuánto tiempo tenemos para lograr convertir la consideración en conversión? Según estudios recientes, muy poco. Sólo 1.5 segundos tarda el cerebro humano en decidir adquirir ese producto que andaba rondándole la cabeza. De hecho, el 95% de estas decisiones no se toman ni de manera consciente. Es por ello que el marketing, en especial el neuromarketing, se ha propuesto aprovecharse de ello y buscar nuevas maneras de conocer cómo piensa el usuario y poder convencerle para lograr los objetivos.

Hasta hace relativamente pocos años, la única manera que se tenía para saber la opinión del usuario sobre un producto era preguntándole, ya fuera por medio de encuestas, entrevistas o sacando conclusiones de un focus group.
Sin embargo, el neuromarketing va más allá: consigue meterse en la mente del consumidor en el momento en el que este se plantea la compra para ver qué es lo que éste piensa en realidad.

Pero, ¿qué es en realidad el neuromarketing? No es más que la aplicación de técnicas propias de la neurociencia al marketing, con el objetivo de analizar tres parámetros:

  • Atención: es lo más fácil de controlar. Con técnicas como el eye tracking puede monitorizarse al usuario y ver si de verdad está pendiente de lo que nosotros queremos.
  • Emoción: es importante jugar con la emoción del espectador, hacer que diversos momentos puntuales lleguen a sus sentimientos y jueguen en él un papel especial. Sin embargo, es importante no saturarlo puesto que podríamos lograr un efecto negativo.
  • Memoria: es el más difícil de lograr y de mantener en el tiempo. El objetivo de una pieza o de una creatividad es siempre, al menos, conseguir que el usuario recuerde la marca o el producto. Gracias a la consecución de buenos resultados en atención y emoción, el usuario tenderá a recordar más fácilmente lo que queremos anunciarle.
Las aplicaciones del neuromarketing son innumerables, desde la búsqueda de nuevos negocios y la aportación a la inteligencia de mercados, la obtención de información sobre precio o percepción de la marca, o incluso la mejora de diseño de los propios productos.

comments powered by Disqus