SEO

HTTP/2, todo lo que necesitas saber de este protocolo para mejorar tu SEO

HTTP/2, todo lo que necesitas saber de este protocolo para mejorar tu SEO

En los años recientes hemos escuchado y leído hablar en numerosas ocasiones de HTTP 2.0 o HTTP/2 pero, ¿qué significan exactamente estas siglas? ¿Qué connotaciones tienen para el ecosistema de Internet? Y más importante aún, ¿por qué todos los SEOs hablan de él?

¿Qué es HTTP/2?

HTTP/2 es un protocolo de transferencia de hipertexto o protocolo de red, concretamente la actualización del extendido y clásico protocolo HTTP 1.1, sobre el que se sustenta la mayoría de sitios web que conocemos hasta ahora. Te resultará mucho más familiar si piensas en tu explorador habitual de Internet cuando accedes a tus sitios web preferidos:

Protocolo en una URL

Ajá, esas siglas iniciales que aparecen antes del dominio en el que estás navegando es lo que conocemos como Protocolo de transferencia de hipertexto, y define la sintaxis y la semántica necesarias en la comunicación Web. Si no eres un usuario familiarizado con el entorno digital quizás te preguntes por qué acaba en “s” y por qué se muestra un icono de un candado verde junto a la dirección web que estás explorando. Se trata de una conexión segura que hace uso de cifrado SSL para autentificar a la parte con la que comunica el cliente y para proteger el flujo de datos transferidos durante la sesión.

HTTP/2 constituye la actualización de estos protocolos de red y fue desarrollado por el Internet Engineering Task Force (IETF) en 2015 basándose en el proyecto SPDY desarrollado por Google, un protocolo orientado principalmente a reducir tiempos de carga en las conexiones entre clientes y servidores de sitios web.

Pese a que no ofrece grandes cambios en los conceptos habituales que componen el protocolo HTTP, si analizamos las implicaciones en rendimiento que esta nueva actualización ha traído consigo entenderemos la motivación detrás de la gradual acogida que está teniendo HTTP/2.

¿Cómo actúa HTTP/2? (Principales características)

En lugar de establecer una secuencia de intercambios de datos en cola, HTTP/2 permite traspasar múltiples intercambios en una misma conexión de transmisión de datos (por sus siglas en inglés, TCP), reduciendo así el tiempo de respuesta del servidor; esta característica se denomina Multiplexación.

A su vez puede emitir respuestas y entregar recursos para uso futuro sin necesidad de que el lado del cliente realice llamadas, lo que permite una mayor optimización de tiempos en la transmisión. Es lo que se conoce como Server Push.

Flujos de solicitudes a servidores con protocolos HTTP 1 y HTTP 2

Todo este manantial de información técnica es sensacional, pero seguro que un ejemplo más práctico ayudará a ver más claras las ventajas: imaginad que hacéis un pedido a vuestro eCommerce favorito que inevitablemente debe ser servido en tres cajas. Al cabo de unos días, el repartidor acude a vuestro domicilio y descarga los paquetes uno a uno, realizando un viaje al furgón cada vez. Este ejemplo cotidiano podría ser un símil perfecto para entender la transferencia que se produciría con un protocolo HTTP/1. Pero en un entorno HTTP/2 conseguirías que el reparto lo realicen tres mensajeros al mismo tiempo, cada uno con una caja, para depositar tu pedido en tu domicilio en un solo viaje. Muchísimo más rápido, ¿no?

Imagina ahora que en paralelo, se envían productos que vas a necesitar antes incluso de que llegues a solicitarlos. Todo ello trasladado a un entorno Web te dará una idea aproximada de las maravillas que HTTP/2 puede hacer por nosotros.

Además, otra de las principales ventajas de HTTP/2 es que es un protocolo binario, como los servidores que almacenan información o los propios dispositivos que empleamos para acceder a ella, lo que significa que no requiere un tiempo añadido de conversión de información de textual a binaria para que nuestros equipos la interpreten.

Con todo ello, ningún ejemplo escrito es mejor que una muestra gráfica para desentrañar todo su potencial:

La diferencia en el tiempo de carga es absoluta al comparar estas dos imágenes compuestas por cien fragmentos descargados de un servidor con HTTP/2 y otro con HTTP/1.

¿Qué exploradores de Internet son compatibles?

A pesar de que este nuevo protocolo lleva pocos años entre nosotros, algunos servidores y numerosos exploradores de Internet cotidianos ya lo implementan: Google Chrome, Microsoft Internet Explorer, Mozilla Firefox, Ofera o Safari permiten desde hace un tiempo establecer conexiones HTTP 2.0, aunque gran parte de ellos las limitan a transferencias de seguras de información. Ello supone casi un 70% de los exploradores utilizados a nivel global contando las diferentes versiones entre ellos.

Cómo traspasar HTTP/HTTP2

Al tener presente que la mayoría de exploradores requieren la capa de cifrado SSL a la hora de establecer conexiones con protocolo HTTP 2.0 entenderemos que uno de los primeros condicionantes será migrar nuestro sitio web de HTTP a HTTPS.

Una vez habilitado, será tan sencillo como solicitar al proveedor de servicios de internet que aloje vuestro sitio que habilite el protocolo HTTP/2 en vuestras transferencias, siempre y cuando lo tengan disponible en sus servidores.

Como vemos, el traspaso es relativamente sencillo y los beneficios numerosos, por lo que esperamos que en un futuro la adopción de este protocolo siga creciendo y sea cada vez más común en la Web.

¿Cómo afecta HTTP 2.0 al SEO de nuestra página?

Sabiendo que la velocidad de carga es un parámetro que afecta directamente a la experiencia de usuario, que Google lleva tiempo relacionando el rendimiento con los resultados orgánicos en dispositivos de escritorio y que recientemente ha confirmado también el uso de esta métrica en los rankings para móviles, debemos pensar en el rendimiento y la velocidad de nuestra página como uno de los factores más influyentes en la actualidad.

HTTP 2.0 es una buena oportunidad para mejorar el tiempo de respuesta de nuestros servidores y ofrecer experiencias aptas para los usuarios más impacientes. Pero no todo se limita a esto: el uso de este protocolo es totalmente compatible con otras prácticas importantes de mejora del rendimiento en páginas :

  • Podemos continuar sirviendo elementos auxiliares y componentes de nuestra página web, como hojas de estilo o imágenes desde servidores adicionales o CDNs (Content Delivery Networks).
  • HTTP/2 es totalmente compatible también con accelerated mobile pages, haciendo que la carga desde dispositivos móviles sea aún más rápida.

Por último, algunas de las características que propone HTTP/2 corrigen numerosos problemas de la anterior versión, haciendo que múltiples técnicas de rendimiento utilizadas hasta ahora sean innecesarias:

  • Con HTTP/2 contaremos con cabeceras comprimidas, por lo que no será necesario hacer uso de dominios libres de cookies para servir elementos como el CSS o JS de nuestro sitio. Si un sitio contaba con cookies pesadas que quería evitar con esta técnica al servir documentos libres de cookies, con HTTP/2 sencillamente no será necesario gracias a esta compresión.
  • Mientras que en HTTP/1 era una buena idea concatenar archivos de CSS y JS para limitar el número de solicitudes al servidor, con HTTP/2 esto deja de ser un problema, limitando además la capacidad de priorización en la entrega de estos archivos.
  • Con HTTP/1 hemos visto pequeños fragmentos de código CSS o JS insertados en línea dentro del código HTML de alguna página para evitar una vez más realizar solicitudes adicionales al servidor. Con HTTP/2 y su capacidad de multiplexación este problema se torna inapreciable, incluso seguir haciendo uso de estas técnicas impedirían aprovechar todo el potencial de caché de archivos del servidor.

Por todo ello, la principal conclusión es que HTTP/2 ofrecerá en un futuro próximo mejores experiencias de usuario y tiempos de carga muy reducidos para nuestros sitios web, pero la adaptación del SEO a este protocolo puede obligarnos a revisar diversas técnicas de mejora de rendimientos que eran casi un estándar con HTTP/1. Nuestra visión y consejo es adaptar cuanto antes los sitios web a HTTP/2, no solo para aprovechar la mejora en velocidad como un factor de posicionamiento en motores de búsqueda, sino también esperando que la propia adaptación al protocolo lo sea como en su día sucedió con HTTPS.

comments powered by Disqus