SEO

La evolución del buscador de imágenes de Google

Desde hace unos años todo está cambiando alrededor de los buscadores, pero en iProspect vemos que este cambio es aún más notable en el caso de los buscadores de imágenes. En la actualidad los buscadores como Google no son capaces de leer las imágenes de una web y sacar sus propias palabras clave a partir de ellas, para posicionar dicha imagen o darle una relevancia adecuada. Para Google las imágenes en sus diferentes formatos carecen de contenido, de hecho aunque parezca mentira, todavía sigue habiendo webs con muchas imágenes que resultan muy atrayentes para el usuario, pero cuyo contenido es invisible para buscadores.

¿Cómo hacer que las imágenes sean legibles y relevantes para el buscador?

Hasta el día de hoy, en iProspect solucionamos este vacío de información con algunos recursos textuales como el nombre de la imagen y las etiquetas ALT o title en el código HTML, estas etiquetas nos permiten dar información a Google de lo que contiene la imagen. Además con una correcta estrategia SEO, podemos aportar la relevancia necesaria a cada imagen para que Google la pueda posicionar correctamente.

Desde que Google sacó su buscador de imágenes en 2001 ha ido acumulando imágenes en sus BBDD de todos los tamaños y formatos, según los últimos estudios de la Universidad de Navarra, en la actualidad se puede encontrar más de 426 millones de imágenes. Las búsquedas se realizan a través de palabras clave que el, motor de búsqueda relaciona con las etiquetas antes mencionadas y el nombre de la imagen. Desde 2001 los motores de búsqueda, con Google a la cabeza, han seguido avanzando en este tema, en 2005 por ejemplo se incluyó la opción de poder filtrar las imágenes por tamaño, formato o color, pero el mayor cambio en la forma en la que Google trata a las imágenes se dio en 2011, cuando el principal buscador de nuestro país nos daba la posibilidad de buscar imágenes relacionadas a partir de otra imagen y no solo de texto en la caja de búsqueda.

Gracias a esta solución, se permite al usuario subir su propia foto al buscador, o introducir la url de la imagen, y Google muestra información sobre la imagen o imágenes similares. Os mostramos un ejemplo con una imagen subida de Madrid a la que el motor de búsquedas está asociando imágenes casi iguales.


comments powered by Disqus