PPC

La financiación participativa (Crowdfunding)

Todo empezó con el crowdsourcing, una apuesta por la información en cantidad con calidad aunque este concepto supone una utopía, ya que el crowdsourcing es una colaboración en grupo de los usuarios y siempre hay errores humanos. El ejemplo más claro es Wikipedia. La enciclopedia libre sin ánimo de lucro es la mayor base de datos en la que confiamos. Pues bien, a raíz de este concepto y por la influencia de la crisis económica de 2008 surgen las web de crowdfunding; ayudan a pequeñas pymes y grupos de autónomos a conseguir la inversión deseada para lanzar su producto/servicio. Se trata de “micro inversiones” por parte de los usuarios que creen en una idea y que son beneficiados dependiendo de la inversión con el producto terminado u otras recompensas, estos usuarios también son denominados “early adopters” porque creen en un producto todavía no desarrollado.

Encontramos 4 tipos de crowfunding que se diferencian según las recompensas del inversor: el de donaciones sin recompensa (donation), el de invertir en un producto para ser el primero en conseguirlo (rewards), el de la compra de acciones de la empresa (equity) y la de prestamos con intereses (lending).

Estas son algunas de las plataformas con más éxito, las dos primeras son Españolas; GoteoIndiegogoKickstarterRockthepostPledgemusic,…

También se han desarrollado varias plataformas de préstamos (crowdlenders): ComunitaeLendico y FundedByMe.

La nueva regulación para el crowdfunding entro en vigor en España el viernes 28 de febrero de 2014.

Las regulaciones son las siguientes:

  1. Límite de 1 millon de €uros de recaudación para cada proyecto.
  2. Cada usuario puede invertir como máximo 3.000€ por proyecto.
  3. Cada usuario puede invertir como máximo 6.000€ en cada plataforma de crowdfunding.
  4. Cada empresa que este tiene que reportar los datos a la CNMV y de sus inversores más significativos.

Las plataformas de crowdfunding han dado vida a productos exitosos ya conocidos como el bolígrafo que crea estructuras 3Doodler o el reloj minimalista Pebble.

En definitiva aprendemos que la colaboración online con calidad hace posible más ideas, productos y servicios de lo que nos podemos imaginar. Las herramientas que se usan cada vez son más precisas y  llegan a un sector de usuarios online mucho más segmentado y por lo tanto más productivo. No obstante, hay que tener en cuenta que estadísticamente un 10% de las startups triunfan, por lo que hay que asumir ese riesgo y seguir adelante!

Solo con la plataforma Kickstarter se ha llegado a invertir un total de un billón de Dolares, entre ellos España que ha conseguido reunir 4,7$ millones!


comments powered by Disqus