Los dispositivos moviles son el nuevo reto de las agencias